Un ambiente acogedor que nos traslada a principios del siglo XX...y rememora el tiempo en que las Pulperías comenzaban a convertirse en Almacenes de Ramos Generales.
Un lugar en el que la historia del pueblo se combina con sus sabores, su música y su cultura.